Las cocinas son una parte sufrida de la casa. Al final todos los días, pasamos buena parte del tiempo entre sus paredes. Con los años, las cocinas van envejeciéndose y se reconocen distintos tipos de problemas como usuales. Entre ellos, sentimos olores de gases ajenos, cocinas con humos excesivos, calderas que no respiran bien, etc.

Muchas de las situaciones anteriormente comentadas, pueden desaparecer rápidamente con unos sencillos consejos. Otras, deberás llamar a tu fontanero de confianza. Pero en Desatascos Barrido te ayudamos a reconocer las causas que hacen que huelas las comidas de tus vecinos, sufras los humos excesivos, o cuando es evidente, que la caldera que no respire correctamente.

 

CAUSA: En muchas ocasiones, son provocados por aves que encuentran en nuestras chimeneas, una vivienda donde colocar su nido, con techo y calefacción.

SOLUCIÓN: Sacar el nido y poner una red en la salida de la chimenea para evitar que vuelvan a entrar.

 

CAUSA: Al realizar un vecino una reforma, el albañil por error, conecta los tubos directamente a la chimenea general, interrumpiendo el paso a los vecinos de pisos inferiores.

SOLUCIÓN: Para detectar exactamente el punto de este problema, será necesario llamar a un profesional. Debe inspeccionar con una cámara de televisión la chimenea, para ver el problema y las tuberías que lo están causando.

 

CAUSA: Otras veces, el motivo es que algún vecino ha cambiado su campana extractora por otra más potente. El diámetro o succión de la chimenea, es insuficiente para todo el caudal de aire que impulsa la nueva. Y, termina revocando todo el aire sobrante por nuestro conducto.

SOLUCIÓN: En este caso, si no queremos hacer que el vecino devuelva la campana o renunciar todos al progreso y cambiarlas. Debe contactar con una empresa especializada para que instale un extractor son motor. Así, aumentaremos la succión y la velocidad de salida del aire.

 

CAUSA: Nuestro tubo en particular, está perforado por corrosión, u obstruido por alguna pequeña ave que ha caído dentro, etc,

SOLUCIÓN: Primero deberíamos detectar la causa exacta, pero seguramente debamos cambiarlo.

 

Antes de valorar las causas anteriores, es imprescindible comprobar que la cocina tiene su correspondiente entrada de aire (Rejilla) sin tapar (en invierno entra frío). El taparlas puede traer consecuencias fatales al provocar una mala combustión de las calderas de gas.

Existen un tipo de calderas de gas (Estancas), que no necesitan toma a la chimenea general de la comunidad, ni rejilla de aireación en la cocina. Se pueden colocar en una pared exterior, la cual atraviesan con su pequeña chimenea, realizando la función de entrada de aire y salida de gases a la vez. En Desatascos Barrido encontramos la mejor opción y te ofrecemos nuestra ayuda para el mantenimiento de conductos y tuberías para comunidades de vecinos. ¡Lámanos e infórmate!

¡Compártelo!